AYUDAR A LOS NIÑOS CON SU SALUD MENTAL

Hablar a menudo

Cuanto antes y con más frecuencia hable con su hijo sobre la salud mental, más cómodas serán las conversaciones para ambos.

Mantente abierto a tener conversaciones

Muéstrale a tu hijo que cuando experimente emociones negativas o angustia, tu estarás para escuchar y ayudar. Lo más importante, está presente y sé honesto.

Comienza cada conversación en un espacio cómodo y sin distracciones, ya sea de manera personal en casa o al regresar a casa de la escuela. No necesitas saber todo sobre salud mental y bienestar para hablar con tu hijo al respecto, pero asegúrate de que puedan aprender juntos. Entonces, recuerda:

  • Ayúdale a encontrar sus palabras. Puede ser difícil para los niños expresar cómo se sienten. Comienza con preguntas abiertas para avanzar en la conversación y permite a los niños pequeños usar libros o imágenes para compartir sus emociones. Para niños mayores, sugiere escribir cartas o escribir un diario.

  • Comparte lo que observas. Dile a tu hijo si nota signos o síntomas que le preocupan. Habla sobre lo que estás viendo y anímalo a compartir cómo se siente. No tengas miedo de hacer preguntas directas, especialmente si crees que está considerando hacerse daño.

  • Muestre empatía. Los problemas de salud mental pueden causar una variedad de síntomas, incluso dolor. Reconoce los sentimientos de tu hijo. Podría encontrar algo de alivio al poder compartir sus problemas contigo.

Siempre ofrece esperanza

Recuérdale a tu hijo que estás allí para ayudarle y que los problemas de salud mental son comunes. Con la atención y el apoyo adecuados, muchas personas pueden recuperarse y lo hacen.

Continúa leyendo

Actuar a tiempo