Centro de Apoyo
Main Content

Cómo lidiar con el estrés

Para controlar el estrés, primero debemos comprender de qué se trata. Todos experimentan cierto nivel de estrés en su vida, pero no todo el estrés es malo. Y cada persona lo lleva de manera diferente.

¿Qué causa el estrés?

Algunas de las principales causas de estrés son la vida personal, la vida laboral y los traumas de la infancia, también conocidos como experiencias adversas de la infancia (adverse childhood experiences, ACE). Cada tipo de estrés puede afectar a alguien de manera diferente, según qué tan grave sea.

Cómo afectan los diferentes tipos de estrés

A veces, el estrés puede ser útil, y otras veces puede ser perjudicial. Depende de la gravedad y la duración del estrés, cómo reacciona tu cuerpo y, a veces, los tipos de recursos y relaciones que tienes para ayudar a sobrellevarlo:

  • El estrés positivo ocurre en situaciones como hacer un nuevo amigo o dominar una nueva habilidad. Estas experiencias positivas producen hormonas importantes para proteger el cuerpo.
  • El estrés tolerable puede provenir de eventos difíciles de la vida como un divorcio, un desastre natural o la muerte de un ser querido. Puede activar el sistema de alerta del cuerpo y generar problemas de salud más graves si no se trata.
  • El estrés tóxico va más allá de tu capacidad o tus recursos para manejarlo. El trauma severo, la negligencia y los entornos hostiles en el hogar y el trabajo pueden causar niveles tan altos de estrés que dañan físicamente el cuerpo. Esto puede significar un cambio en tu sistema de respuesta al estrés o incluso en la estructura del cerebro.

Cuanto más tiempo continúe el estrés, mayor será el riesgo de que tu cuerpo y cerebro tengan problemas más adelante en la vida, como enfermedades cardíacas, diabetes, abuso de sustancias y depresión. Esto es especialmente cierto cuando el estrés ocurre durante la infancia.

Control del estrés

Todo el mundo tiene respuestas positivas y negativas al estrés, incluidos niños, adolescentes y adultos. Es difícil evitarlo, pero puedes trabajar en técnicas para controlar el estrés. Hay varias maneras de prepararse y controlar el estrés en tu vida:

  • Comprende lo que te ocasiona estrés.
  • Identifica formas saludables de manejar tus emociones.
  • Practica el cuidar de sí mismo.
  • Genera relaciones de apoyo.
  • Encuentra formas de reducir el estrés y mantener la calma.
  • Habla con un proveedor de atención médica.

Formas no saludables de afrontar la situación

No todas las estrategias para afrontar la situación son saludables y algunas pueden ser perjudiciales o peligrosas. El consumo de alcohol, de drogas y comer demasiado o muy poco son algunas de las conductas que algunas personas adoptan para hacer frente a la depresión o la ansiedad, pero que pueden empeorar la situación a largo plazo. Identifica las actividades a las que recurres en los momentos difíciles para protegerte y sentirte mejor. Una forma de evitar los hábitos del pasado que podrían estarte perjudicando, es hacer una lista de formas positivas de apoyo para cuando el estrés aumente de nuevo. Para obtener más recursos sobre técnicas para afrontar la situación de forma más saludable, visita nuestro centro de apoyo.

Esperanza e inspiración

  • Poner en práctica el cuidar de sí mismo

    Encuentra las herramientas y los recursos para cuidar tu mente, cuerpo y espíritu para que puedas sentirte mental y emocionalmente fuerte en la vida diaria.

    Más información
  • Signos y síntomas de la depresión

    Reconoce los síntomas de la depresión en ti o en un ser querido.

    Más información
  • Lo que puedes decir

    ¿Cómo le preguntas a alguien si está bien? ¿Qué dices cuando alguien te dice que está deprimido? Si encuentras qué decir, puedes ayudar.

    Más información