Entendiendo la depresión

La depresión y el suicidio

Hablar de esto puede ser difícil. Pero también puede salvar vidas.

A veces, la depresión se vuelve insoportable. Algunas personas llegan al punto donde piensan que ya no vale la pena seguir viviendo. Los pensamientos suicidas no son inusuales, y no son nada de qué avergonzarse. Pero sí son un signo de que es hora de hablar con alguien.

¿Estás pensando en suicidarte?

Existe ayuda y esperanza, no estás solo. Hay especialistas disponibles las 24 horas los 7 días de la semana para escucharte, ayudarte, y encontrar el apoyo que necesitas. Puedes:

¿Conoces a alguien que podría necesitar ayuda?

Muchas personas no saben que la depresión se puede mejorar con tratamiento, y nunca buscan ayuda. También muchas personas que mueren por causa de suicidio tenían un trastorno mental o emocional, siendo la depresión la más común.1 Otros problemas relacionados con el suicidio son problemas de pareja, el uso indebido de sustancias, problemas de salud física y otros factores estresantes.2

Las niñas latinas en edad de escuela secundaria tienen un alto índice de intento de suicidio.3 Si crees que alguien que conoces podría estar considerando suicidarse, no esperes hasta que sea demasiado tarde; habla con ellos ahora y ayúdalos a obtener el apoyo que necesitan. El apoyo familiar puede hacer la diferencia. Llama a la Red Nacional de Prevención del Suicidio. external page para aprender cómo puedes ayudarlos.

Fuente:

  1. Mental Health America

  2. Informe Signos Vitales del CDC, 2018

  3. Datos de la encuesta del 2017 de CDC sobre el comportamiento riesgoso de los jóvenes; el porcentaje de estudiantes de preparatoria que seriamente consideraron intentar suicidarse.

Reconoce los signos del suicidio

La mejor manera de ayudar a prevenir el suicidio es reconociendo los signos y estar preparado para intervenir si crees que alguien puede estar en peligro.

  • Hablar de querer morir

  • Averiguar maneras de suicidarse, buscando en línea o comprando un arma

  • Hablar de no tener esperanza

  • Hablar de sentirse atrapado o con un dolor insoportable

  • Hablar de ser una carga para los demás

  • Aumentar el uso de alcohol o drogas

  • Estar ansioso o agitado, o comportarse imprudentemente

  • Dormir muy poco o demasiado

  • Retirarse o aislarse

  • Mostrar rabia o hablar de buscar venganza

  • Cambios de humor extremos

5 pasos para ayudar a alguien en crisis

  1. Haz la pregunta difícil. Cuando alguien que conoces tiene un dolor emocional profundo, pregúntale directamente: "¿Estás pensando en suicidarte?".

  2. Mantenlos a salvo. Pregúntale si sabe cómo lo haría, y aléjalo de cualquier cosa que pueda usar para lastimarse. Si crees que podría estar en peligro inmediato, llama a Lifeline. external page.

  3. Apóyalo escuchando sus razones para sentirse desesperado. Escucha con compasión, empatía y sin juzgar.

  4. Ayúdalos a conectarse a un sistema de apoyo (ya sea familiares, amigos, líderes religiosos, entrenadores, compañeros de trabajo, un médico o un terapeuta).

  5. Pregúntale cómo sigue. Mantener comunicación en los días y semanas después de una crisis puede marcar una diferencia significativa e incluso ayudar a salvar vidas.

Infórmate. Involúcrate.

Continúa leyendo

Encuentra ayuda para ti o para un ser querido

Fuentes

  • 1. Mental Health America

  • 2. Centers for Disease Control and Prevention

  • 3. Adaptado con permiso de la Red Nacional de Prevención del Suicidio