Resultados de encuesta a nivel nacional


Rompiendo los mitos acerca de la salud mental

Kaiser Permanente llevó a cabo una encuesta a nivel nacional para crear conciencia sobre la salud mental, reducir el estigma y romper con el silencio que rodea a la depresión y otras condiciones de salud mental.1

Los resultados revelaron que el 70% de los encuestados considera que la gente en EE. UU. está más abierta a hablar sobre la salud mental hoy que hace 10 años. De todas las personas que han sentido que un amigo o familiar podría tener un problema de salud mental pero no lo decía, el 71% se acercó a dicho amigo o familiar para ofrecer su apoyo y preguntar si quería hablar.

Sin embargo, la encuesta también reveló que aún queda mucho por hacer. Aunque más de un 75% de los encuestados siente que está bien o medianamente informado acerca de los problemas de salud mental, la encuesta mostró que la gente aún tiene información y conceptos erróneos que pueden conducir al estigma.

Mitos y realidades acerca de la salud mental


MITO

  • Más de la mitad de los encuestados considera que la depresión se produce —en parte— por una cuestión de debilidad o falla personal.
  • El 38% coincidió con que las personas con condiciones de salud mental son impredecibles y podrían ser peligrosas.
  • El 24% de la generación Millennials considera que la mayoría de las personas que tienen una condición de salud mental pueden recuperarse por cuenta propia y sin ayuda profesional.

REALIDAD

  • La depresión puede producirse por muchas causas que no son responsabilidad de nadie, por ejemplo, desequilibrios químicos, genética o traumas del pasado.2
  • Las personas con condiciones de salud mental no son más propensas a conductas violentas. De hecho, es mucho más probable que sean víctimas de violencia.3
  • La ayuda profesional es importante, y el tratamiento funciona. Más del 80% de las personas tratadas por depresión mejora, y el tratamiento para los trastornos de pánico tiene un índice de eficacia de hasta un 90%.4

El círculo vicioso del estigma y el silencio


Más de la mitad de los encuestados ha sospechado que un amigo o familiar tiene una condición de salud mental pero no dice nada. Al preguntarles por qué creen que la gente no suele pedir ayuda, la mayoría dijo que por miedo al estigma (56%), por vergüenza (38%) y por negación (11%).

Buenas noticias

Aunque aún falta mucho para acabar con el estigma, la encuesta también reveló algunos puntos importantes en los que se ve un avance.

  • El 89% de los encuestados reconoce que cualquiera puede desarrollar una condición de salud mental.
  • El 73% considera que los problemas de salud mental deben tratarse, tal como ocurre con los problemas físicos.
  • El 38% reconoció haber tenido un problema de salud mental y —entre ellos— el 92% buscó ayuda u orientación.
  • El 64% de los que sospechaban que un amigo o familiar tenía una condición de salud mental alentaron a dicha persona a buscar ayuda profesional.

Cómo iniciar la conversación

Incluso en la era digital, la mayoría de la gente prefiere hablar en persona sobre cuestiones de salud mental. Estas son las formas con las que las personas se sienten más cómodas:

  • En persona: 86%
  • Por teléfono: 71%
  • Mensaje de texto: 57%
  • Correo electrónico: 52%
  • Medios sociales: 49%

Al preguntarles sobre qué podrían hacer para ayudar a un amigo o ser querido a combatir un problema de salud mental, la respuesta más común fue “escuchar y ofrecer apoyo” (83%), seguida de “acompañar a la persona afectada a una sesión de psicoterapia” (63%) y “compartir sus experiencias personales” (54%).

¿Qué puedes hacer?

Hablar de condiciones y problemas de salud mental puede ser difícil para cualquiera, así como también pedir ayuda para uno mismo o ayudar a otra persona ya que a veces, no sabes qué decir. En cualquier caso, una conversación puede ser un comienzo, y estamos aquí para ayudarte a encontrar qué decir.