Cómo entender la depresión


Hablar sobre la depresión puede ser difícil, pero es importante. Entender cómo se trata y obtener información sobre recursos disponibles puede facilitar la conversación.

Signos y síntomas de la depresión


Cada persona vive la depresión de diferente manera. No siempre es fácil de reconocer, pero hay síntomas frecuentes:

  • Tristeza, melancolía, ganas de llorar, desesperanza, culpa, ansiedad o irritabilidad
  • Cambios en el apetito o peso
  • Dormir mucho o muy poco
  • Fatiga y falta de energía
  • Problemas para concentrarse, tomar decisiones o recordar
  • Pérdida de interés en actividades que se disfrutan
  • Sentir que la vida no vale la pena, o pensar en la muerte o el suicidio

Haz una autoevaluación

Problemas frecuentes para las personas que viven con depresión


A veces, las personas que viven con depresión también enfrentan otros problemas. La depresión puede desencadenar problemas adicionales o empeorar los existentes. Aprender sobre estos problemas puede facilitar para ti o para a un ser querido encontrar el apoyo adecuado.

  • Ansiedad y ataques de pánico

    La depresión y la ansiedad son diferentes, pero ambas son frecuentes y suelen presentarse juntas. Algunas personas tienen ataques de pánico y otras viven con ansiedad generalizada o social. Si estás enfrentando tanto depresión como ansiedad, no estás solo y hablar sobre el tema puede ayudar.


  • Uso de alcohol y drogas

    Es común respaldarse en cosas que puedan ayudar a adormecer emociones negativas cuando el ánimo está bajo. Sin embargo, el uso indebido de sustancias puede en realidad empeorar la depresión. Parte de obtener ayuda para la depresión es aprender a afrontar los sentimientos de manera saludable, sin drogas ni alcohol.


  • Problemas con las relaciones personales

    La depresión afecta no solo a las personas que viven con ésta, sino también a sus amigos, familiares y seres queridos. La depresión puede crear distancia física y emocional, incluso cuando se preocupan profundamente unas por otras. La comunicación es clave; hablar sobre lo que ambas personas están sintiendo y obtener el apoyo adecuado puede ayudarlas a atravesar juntas momentos difíciles y mantener sólida la relación.

  • Problemas con el sueño

    Muchas personas que viven con depresión presentan cambios en sus hábitos de sueño. Un síntoma frecuente de la depresión es no poder dormir (insomnio), pero también lo es dormir demasiado. Dormir demasiado o muy poco no puede causar depresión, pero desempeña un papel en la manera de sentirse en general. Si tienes problemas para dormir, habla con un doctor. Hay cosas que puedes hacer para ayudar a que el cuerpo establezca un programa de sueño saludable.


  • Trastorno bipolar

    El trastorno bipolar, también conocido como depresión maníaca, se caracteriza por cambios de humor extremos. Las personas presentan altibajos intensos y alternan entre manía (energía elevada) y depresión. El trastorno bipolar también es tratable, pero de manera diferente que la depresión. Si piensas que puedes estar sufriendo de manía, habla con tu doctor.


  • Pensamientos de suicidio

    A veces, la depresión se siente tan intensa que uno haría cualquier cosa para ponerle fin al dolor. Los pensamientos suicidas no son infrecuentes y no hay nada de qué avergonzarse. Son un signo de que es hora de hablar con alguien.

    ¿Estás pensando en ponerle fin a tu vida? Las personas de la Red Nacional de Prevención del Suicidio. external page están disponibles las 24 horas, los 7 días de la semana para escuchar y ayudar. Llama al 1-800-273-82551-800-273-8255 para hablar o haz clic en el enlace para chatear. También puedes llamar al 911911 o acudir al hospital más cercano.

La depresión en niños y adolescentes


Crecer no es fácil: los problemas familiares, la presión de grupo y cuestiones relacionadas con la sexualidad y la identidad de género pueden resultar abrumadores cuando se es un adolescente o un adulto joven. Los altibajos son normales, pero si piensas que estás deprimido, encuentra qué decir y pide ayuda a un adulto de confianza.

Hablar sobre la depresión puede ser especialmente difícil para las personas más jóvenes. Los síntomas pueden ser diferentes en los niños y adolescentes, de modo que es importante que los adultos sepan qué deben buscar.

Cómo obtener ayuda para la depresión


Para algunas personas, practicar la autoayuda mediante cosas como la meditación y el ejercicio puede ayudar a aliviar los síntomas de la depresión. Otras pueden requerir apoyo profesional, que puede incluir terapia, medicamentos o una combinación de ambos.

Si piensas que podrías estar deprimido, habla con tu médico, o acude a tu plan de salud para ver qué tienes disponible. Si trabajas, es posible que tu compañía tenga un Programa de asistencia para empleados que pueda ayudarte. No importa cuál sea tu situación, hay recursos disponibles que te pueden conectar con el apoyo que necesitas.

Si sientes que no lo puedes afrontar, que tu vida no vale la pena vivir, o si tienes pensamientos de suicidio, busca ayuda ahora mismo. Llama a la Red Nacional de Prevención del Suicidio al 1-800-273-82551-800-273-8255. Hay representantes locales para situaciones de crisis disponibles las 24 horas, los 7 días de la semana para escuchar y ayudar. Si piensas que tú o una persona querida está están atravesando una emergencia médica o psiquiátrica, llama al 911911 o acude al hospital más cercano.

PERCEPCIONES

Datos de nuestra encuesta nacional

Debemos cambiar los conceptos erróneos sobre la depresión

  • El 76% dice estar informado acerca de los problemas de salud mental.

  • El 55% cree que la depresión se produce —en parte— por una cuestión de debilidad personal, lo cual es falso.

Fuente: Kaiser Permanente encargó a KRC Research a realizar una encuesta en línea de 15 minutos a un total de 3005 adultos en EE. UU., del 10 al 16 de agosto de 2017.